top of page
Buscar

SER SOCIALMENTE RESPONSABLE NO ES UNA CUALIDAD, ES UNA OBLIGACIÓN

Actualizado: 25 sept 2023

La responsabilidad social es una manera de concebir la relación entre las empresas, el medio ambiente, la sociedad, el estado y los individuos particulares, de modo que todos se beneficien y nadie salga perjudicado; desde el punto de vista de las empresas esto quiere decir que la actividad económica además de ser rentable debe llevarse a cabo perjudicando lo menos posible el medio ambiente y no solo debe beneficiar a los accionistas, sino también a los trabajadores y a las comunidades donde se lleve a cabo dicha actividad.


Es necesario tener en cuenta que la responsabilidad social no consiste en regalar recursos a través de donaciones filantrópicas o programas sociales de espíritu caritativo, se trata más bien de una concepción amplia de la empresa que, al objetivo tradicional de maximizar el valor de la misma para beneficio de sus accionistas, añade otros 2:


1) El cuidado del medio ambiente

2) Una relación de tipo ganar ganar con sus colaboradores.


Ser socialmente responsable va mucho más allá de elevar los impuestos e incrementar el gasto público, se trata de invertir en energías limpias, en innovación tecnológica, en educación, etcétera. Desde el punto de vista del individuo, la responsabilidad social consiste en sintonizar la libertad para perseguir sus metas personales con el amor por el medio ambiente y el mejoramiento de la convivencia en su comunidad.


En el plan estratégico de una empresa, la responsabilidad social se divide en 3 áreas:


1) Protección al medio ambiente: la empresa debe evaluar el impacto de su actividad económica sobre el medio ambiente, qué medidas pueden tomarse para reducirlo sin sacrificar la productividad, en qué área se puede disminuir el costo de operaciones sin perjudicar los ecosistemas.


2) Mejora de las condiciones laborales de los colaboradores: si bien no existirían las empresas sin accionistas que arriesgaran su capital, también es cierto que no se puede transformar el capital en bienes y servicios de valor sin la participación de los colaboradores, así pues, se trata de incorporar a los colaboradores como parte de la razón de ser de la empresa y no sólo como un recurso renovable.


3) Inversión en el bienestar de las comunidades: entre las grandes empresas y las ciudades en las que están instaladas existe una estrecha relación. Si la ciudad es pequeña puede que la empresa sea la principal fuente de empleo para los habitantes; si la ciudad es grande puede que ella albergue a los principales consumidores de los productos o servicios que ofrece la empresa; así pues, la empresa debe considerar las necesidades de la comunidad en sus planes de negocio e invertir en su bienestar.


¿Cómo podemos saber si una empresa es socialmente responsable? para eso existe el índice Dow Jones Sustainability (DJSI) por sus siglas en inglés, que evalúa las empresas que cotizan en la bolsa desde el punto de vista de la sustentabilidad y la responsabilidad social. En su análisis el Dow Jones Sustainability toma en cuenta el comportamiento de las empresas en ámbitos como gestión de riesgos, código de conducta, cuidado del medio ambiente, gobierno corporativo, desarrollo de capital humano, entre otras.


La responsabilidad social ambiental involucra tanto a las empresas como a las instituciones del estado y a los individuos particulares, se refiere a tener en cuenta la preservación del medio ambiente en cada decisión que tomamos y cada acción que realizamos. Ser socialmente responsables significa evitar el consumo eléctrico innecesario, preferir los productos fabricados con materiales reciclables, consumir vegetales y hortalizas orgánicas, preferir los productos de aquellas empresas que tienen políticas de sustentabilidad sobre los de aquellas que no protegen el ambiente.


En el ámbito de empresas e instituciones estatales la responsabilidad social implica no sacrificar la salud del medio ambiente por la productividad o la eficiencia, construir una relación de ganar-ganar entre patronos y colaboradores, así como invertir en innovaciones tecnológicas que permitan preservar la naturaleza y mantener o incrementar la productividad.


¿Cuáles son las acciones de una empresa socialmente responsable?

1) Hace públicos sus valores

2) Combate la corrupción

3) Se desempeña con base a un código de ética

4) Identifica las necesidades sociales del entorno en el que opera y colabora con soluciones

5) Invierte tiempo, talento y recursos en el desarrollo de las comunidades donde operan

6) Involucra a su personal, accionistas y proveedores en programas de inversión y desarrollo social

7) Respeta el entorno en cada uno de sus procesos de operación

8) Hace alianzas con otras empresas, agrupaciones y cámaras para la discusión de temas de interés público

9) Promueve condiciones laborales favorables para la calidad de vida y desarrollo humano de sus empleados, familiares, accionistas y proveedores

10) A través de una cultura de competitividad responsable, busca las metas y el éxito del negocio contribuyendo al mismo tiempo al bienestar de la sociedad



Los beneficios de la responsabilidad social ambiental para las empresas son:


1) Reducción de costos: se pone gran cuidado en gestionar los recursos de manera óptima, para lo cual se emplean las mejores tecnologías limpias del mercado. Esta optimización se traduce en ahorro de energía eléctrica, de agua, de materias primas y en una reducción de la generación de residuos, así pues, una empresa ambientalmente responsable es una empresa que disminuye sus costos operativos e incrementa la rentabilidad


2) Mejoramiento de la imagen: una empresa que lleva acciones concretas, demostrables y efectivas para sintonizar su actividad económica con la preservación del medio ambiente, mejora su imagen ante la opinión pública y se gana la confianza de los consumidores. Esto se traduce en una considerable ventaja competitiva


3) Acceso a mercados exigentes: en la actualidad cada vez más personas, sobre todo en los países desarrollados, prefieren los productos ecológicos, orgánicos y amigables con el medio ambiente. Al hacerse ambientalmente responsable una empresa, puede acceder a este mercado e incrementar su volumen de ventas.


Entonces, como conclusión, la responsabilidad social no solo es un tema de filantropía como regularmente se relaciona, tiene un sentido más amplio relacionado con el entorno donde laboramos y vivimos. En México se cuenta con el distintivo Empresa Socialmente Responsable (ESR) como herramienta que brinda la oportunidad para mejorar las prácticas empresariales. Este reconocimiento es otorgado anualmente por el Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi) y AliaRSE, las empresas comparten el decálogo de la empresa socialmente responsable, la cual pueden adecuar, adoptar y publicar.

27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page